Bancarrota Capitulo 7

El capítulo 7 de Bancarrota está diseñado para acabar con la mayoría de las deudas, proporcionando un “nuevo comienzo.” El perdón legal de la deuda se conoce como una “alta”.

Mientras que la Bancarrota hace un gran trabajo en la erradicación de la deuda, el dinero en efectivo, objetos personales y bienes raíces de la persona pueden ser tomados por el fiduciario (administrador) designado el caso. En muchos casos, sin embargo, esto es sólo teórico. Las leyes de Bancarrota proporcionan a la persona la capacidad de proteger muchos de sus activos a través de exenciones, y muchas veces a salir de la quiebra con la mayor parte de su deuda eliminada, mientras mantienen sus casas, sus coches y el contenido de sus hogares.

Una bancarrota del capítulo 7 comienza cuando el deudor presenta una petición a la corte de bancarrota. Esa petición y los anexos que se acompañan mostrarán los activos, pasivos, ingresos y otra información financiera. Una vez presentada la petición, se detienen la mayoría de las acciones de cobro contra el deudor. Durante este tiempo, los acreedores no pueden llamar a exigir el pago, proceder con demandas, o embargar el sueldo. Los acreedores son notificados del caso de bancarrota por el secretario de la corte.

Una vez presentada la petición, las cosas se mueven muy rápidamente. A menudo, dentro de los treinta (30) días después de la presentación, el fiduciario (administrador) presidirá una audiencia “junta de acreedores”. El deudor asiste a esta audiencia con su abogado y debe declarar sobre sus finanzas y bienes.

Si el administrador cree que el caso está siendo presentada de manera fraudulenta, él o ella tendrá que informar a la corte. En la reunión, el deudor será informado de las consecuencias de la declaración de quiebra, al igual que el efecto sobre el historial de crédito, los otros tipos de quiebra disponibles, el efecto de una descarga de bancarrota, y los efectos de reafirmar una deuda. En la mayoría de los casos, se concederá una descarga (reducción de deudas).

Una vez que se produce una descarga (reducción de deudas), se libera a los deudores de la responsabilidad por la mayoría de las deudas. Sin embargo, hay muchas excepciones, y un deudor debe estar consciente de esas excepciones. Algunos ejemplos comunes de las deudas que no pueden ser eliminadas o reducidas son pensión alimenticia y manutención de los hijos, impuestos, préstamos estudiantiles, deudas por daño intencional por parte del deudor a otra persona, y deudas por lesiones causadas por conducir borracho del deudor. Las compañías hipotecarias y los acreedores garantizados, tales como compañías de préstamo de coche también pueden tener el derecho de tomar la propiedad después de una reducción de deudas.

* La información que se obtiene en este sitio no es, ni pretende ser, asesoramiento jurídico. Usted debe consultar a un abogado para el consejo con respecto a su situación individual. Cómo ponerse en contacto con nosotros no crea una relación de abogado-cliente. Por favor, no envíe ninguna información confidencial hasta el momento en que se ha establecido una relación de abogado-cliente.

Blog Attachment
  • badge-esp